martes, 10 de mayo de 2016

Fallin’ Floyd: un divertido corto que entraña una realidad usual

Creado en 2013 por la productora holandesa “Il Lustern”, este cortometraje de animación cuenta una historia sencilla con la que seguro que te identificarás, ya sea por tu momento presente o por alguno pasado.
Nuestro personaje es un joven trompetista que toca en la calle y alegra el paso de la gente que camina a su alrededor. Todo parece ser feliz en su día a día hasta que descubre algo que hará tambalear su equilibrio anímico: su pareja, de la que está intensamente enamorado, le ha abandonado por otra persona.
Entonces, la música, los colores y la expresión del músico se conjugan para crear un ambiente triste y melancólico acorde a sus sentimientos.

Hacia la mitad de nuestro corto observarás cómo el personaje no puede sentirse peor y no consigue que nada le salga bien: le faltan ganas y energía. Sin embargo, tal y como ocurre en la vida real, algo le ayudará a salir a flote y continuar: la aceptación del duelo y su superación.
Así, tras pasar por lugares inhóspitos y encontrarse con otras personas que se sienten de la misma manera que él, consigue darse cuenta de que abandonarse a sí mismo no le conduce a ningún lugar: aunque su diablillo ya es más grande que su persona, afronta la adversidad y comienza a ser el gran trompetista feliz que era al inicio.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario